Top

PLUTÓN: TRANSFORMARSE NO ES EL FIN

Recibimos la primavera tras una semana de encierro forzoso. El pánico sigue siendo la nota más alta en noticias, redes y comunicados. Alarma creciente. Mensajes, mensajes y más mensajes. Veinticuatro horas al día de coronavirus en vena. Con algún chiste tronchante entre medias, eso sí…
Unos temen al virus, otros al confinamiento, otros a la locura de la sociedad… da igual a qué: además de enfados, rabia y victimismo, hay mucho miedo. Un miedo que tiene que ver con el cambio y que nos hace aferrarnos a lo conocido, sentir nostalgia de lo que se perdió, temer al precipicio de un futuro incierto… toca enfrentarse al fin de lo que era y de lo que éramos.
En astrología el arquetipo de la muerte es Plutón (el cual lleva desde el año pasado en el signo de Capricornio junto Saturno) abriendo ciclos que tienen que ver con la renovación de la sociedad y del estado, de las leyes y las estructuras, así como de la autoridad a la que personalmente respondemos.
Aunque los moldes de nuestra cultura consideren a la muerte un fin, desde el punto de vista astrológico  es una transformación, un pasaje a otra cosa que requiere atreverse a soltar, a tirarse del trampolín hacia lo desconocido, sin olvidar que cuando algo muere, algo nace, y que por más que no sepamos qué será, no queda otra que entregarse, porque donde estamos, ya estamos muertos.
Cuando crecíamos en el útero materno flotábamos en el paraíso del líquido amniótico, siempre abrazados, siempre contenidos, alimentados, con oxígeno asegurado… todo procesado, sin necesidad de masticar o respirar siquiera. Pero llegados a los nueve meses nuestro paraíso se convirtió en una prisión mortal de la que hubo que salir a golpe de contracción hacia un futuro incierto. Hubo que emprender el pasaje hacia el exterior, por más que implicara un alto riesgo, ya que nuestro paraíso era para fetos, y lo que tocaba era convertirnos en bebés. Lo logramos.
Eso es Plutón. Esa energía que llega cuando algo está obsoleto, para llevarnos a otra cosa. Esa fuerza que libera la energía de una forma vieja para que pueda introducirse en una nueva. El arquetipo del Ave Fénix, que resurge de sus propias cenizas.
Si Plutón nos da miedo, no es porque sea temible, sino porque nos negamos a soltar, porque las aplicaciones que tenemos de serie para gestionar su energía hablan de un fin y no nos dan garantía ninguna de un comienzo, lo cual hace que reaccionemos a su influencia controlando y conservando en lugar de soltando y entregándonos a la renovación. Y esa resistencia es la que duele.
La energía de Plutón requiere coraje y confianza para no quedar atrapados en el terror de creer que vamos a ser aniquilados. Y discernimiento para no quedarnos pegados a lo que ya caducó. Recordar que siempre nacerá algo nuevo ayuda.
Cada vez que pasamos a otra cosa morimos y renacemos. Si nos identificamos con la forma sentimos que morimos, pero si nos identificamos con la energía, nos transformamos, nos vamos de viaje.
Somos egocéntricos y no aceptamos que la muerte forma parte de la vida, y que no podemos controlarlo todo. Plutón no defiende la vida personal sino la de la especie ¿Habéis escuchado que en una semana de parón han aumentado los peces en los ríos? ¿Y si la nueva Tierra ya no admite las viejas formas de funcionar? Cuanto más flexibles y capaces de morir y renacer en vida seamos, menos necesitaremos soltar el cuerpo prematuramente. Aún así, llegará el día en que tengamos que soltarlo también, en que la energía que nos habita se desprenda y vaya a alojarse a algún lugar renovado, como quien estrena un traje nuevo: un lugar desconocido desde aquí, pero no por ello peor, pues la vida se mueve hacia adelante.
Y sí, muchas veces superaremos grandes cosas y será maravilloso, otras nos tocará aceptar. La verdadera confianza no radica en que las cosas salgan como dictan nuestras expectativas, muchas veces egoístas, sino en confiar en que la vida que somos no está en nuestra contra, y en que sea lo que sea lo que nos traiga tendrá un propósito pertinente: nos invitará a desarrollar un potencial necesario para llevar adelante la evolución de la humanidad y que de otro modo no nos hubiéramos planteado. Por supuesto es más fácil decirlo que hacerlo, pero ha llegado la hora de proponérselo en serio.
No gastemos todas nuestras energías en este episodio, pues por más duro y surrealista que nos parezca, esto no ha hecho más que empezar. Desde el punto de vista astrológico, están previstos para este año cambios que nadie puede prever con exactitud, y no se tratará de una nueva capa de pintura, sino de cambios profundos, como este prólogo ya nos ha dejado claro. Confiemos en lo que tenemos para dar.
No temamos. Aceptemos y colaboremos. No culpemos afuera. No atosiguemos con información inútil. No propaguemos el pánico. Aprovechemos el tiempo en preparar nuestro renacimiento. Conectemos con el Plutón que llevamos dentro. Salgamos de nuestras viejas comodidades y abrámonos a lo nuevo por las buenas, mejor que por las malas, pues no queda otra… de nuestra capacidad de adaptarnos y vincularnos desde una nueva inteligencia dependerá nuestro éxito y nuestra supervivencia como especie. Conectemos con el Ave fénix que llevamos dentro.

Comments

  • Ana
    marzo 22, 2020

    Excelente artículo para animarnos a continuar el camino desde la transformación !!!

    Reply
  • Isabel Villarroya
    marzo 22, 2020

    Muchas gracias por esta mirada con la que estoy totalmente de acuerdo, es momento de mirar hacia dentro, de aceptarnos tal y como somos con nuestra luz y sombra, romper viejos patrones y renacer, abrirnos a lo nuevo.
    Felicidades por esta nueva web, me encanta. Un abrazo muy fuerte

    Reply
  • César Castro
    marzo 23, 2020

    Muchas gracias por este pensamiento Clara, es maravilloso lo que nos compartes!
    “Soltar” es una palabra que me ha estado dando vueltas durante los últimos 2 meses y gracias a tu ayuda he estado inmerso en ese camino con resultados increíbles.
    También he podido ver como lo “malo” esconde cosas maravillosas pues cuando las cosas se ponen difíciles he podido ver muestras de humanidad y amor.

    Muchas felicidades por la reactivación de tu pagina! Sigue disfrutando de tus pasiones en este tiempo de renovación.

    Reply
  • Iker
    marzo 23, 2020

    Gracias Clara. Una aportación que me sirve de mucho. También me gusta la astrología y con Saturno y Plutón en conjunción en Capricornio como dices…menuda transformación! Si. Se transforman las estructuras establecidas Dentro de poco entrará Júpiter a esa conjunción así que habrá una expansión y un camino más claro hacia el que iremos en sociedad. Es una posición astrológica extremadamente potente y transformadora.

    Reply
  • Gemma
    marzo 23, 2020

    Muchas gracias Clara por tus reflexiones y tu visión que ayuda a afrontar con sentido todo este sinsentido. Un beso enorme!

    Reply
  • Cheles
    marzo 23, 2020

    Muchas gracias por esta maravillosa reflexión , que tambień comparto desde dentro,. gracias, sobre todo a tius recomendaciones , ademas de otras personas que tambień me animaron a comenzar esta andadura por el mundo de la astrología, que también me apasiona. Espero que sigas escribiendo, un abrazo fuerte!!!

    Reply
  • lur
    marzo 23, 2020

    me alegra mucho volver a saber de tí. Gracias

    Reply
  • Loli
    marzo 24, 2020

    Hacia tiempo que no sabía nada de ti, me gustaron mucho algunos vídeos que hiciste hace bastante tiempo y alguna vez he pensado que seria de tu vida. Y ahora me llega tu email de que estas dispuesta a compartir tu sabiduría. Me alegro que estés bien, te deseo mucha suerte a partir de ahora y muchas gracias por compartir tus conocimientos, muy sabios por cierto.

    Reply
  • Rosa Albert
    marzo 26, 2020

    Hola Clara!!! qué ilusión saber que ti a través de este blog que, conociéndote, promete!! Todo lo que haces lo haces con entusiasmo, rigor, y con esa nota de ligereza tan propia de ti. Así que ni decir tiene que te seguiré leyendo, con fervor casi! Te mando un fuertísimo abrazo!!! Rosa

    Reply

Post a Comment

Registro

Resetear password