Sesiones Individuales

Primera Visita

Nos conocemos y me cuentas tu caso, lo que te preocupa o lo que te duele. Lo que vienes a buscar. Lo que necesitas.

Observo y valoro tu actitud corporal, tu tipología global y los detalles de las diferentes partes de tu cuerpo. Busco señales, excesos que liberar y desequilibrios que suavizar.

Te explico lo que yo denomino “Nociones Básicas”, que es una breve explicación de conceptos que conviene conocer (esqueleto, articulaciones, pelvis, columna, apoyos, postura, caminar, sentarse, descarga del peso…).

Esta valiosa información, piedra angular del edificio del cuerpo, es una recopilación realizada a lo largo de largos años de estudio y práctica personal, de la que me siento especialmente satisfecha y agradecida. Es una conciencia más amplia de ti que, si la integras, te acompañará siempre.

Ya en la camilla, comienzo el Tratamiento propiamente dicho, un tratamiento manual en base al Método de Cadenas Musculares y Articulares GDS, que busca desbloquear, equilibrar, relanzar ritmos internos interrumpidos, suavizar… y que sentirás como libertad, alivio y ligereza.

Incluyo también una pequeña Equilibración Energética, que sentirás como equilibrio emocional, calma interior, serenidad, espacio, silencio, ligereza del corazón y esperanza.

Si es necesario, te explico los Ejercicios y Conceptos que sean apropiados para que practiques en casa, para consolidar la sesión en caso de que lo sientas necesario o por si lo necesitas en otra ocasión similar.

Este conocimiento calma tu angustia ante lo desconocido, dándote cierta independencia y comprensión a la hora de encarar tus molestias.

Si la situación emocional lo requiere, y lo deseas, Conversamos durante la sesión, de cara a conocer tu proceso de pensamiento y a ayudarte a detectar los errores que son causa de sufrimiento y a reconducir tu comprensión. Esta información, te dará ideas de por donde buscar dentro de ti y te ayudará en el proceso de sanación.

Sucesivas visitas

Se continúa con los Procesos Manual y Energético, se amplía el abanico de Ejercicios y, si se desea, se afina en el Autoconocimiento de los procesos mentales.

El ritmo de asistencia recomendado depende de cada caso, pero sobre todo depende de tu decisión y posibilidades personales, siendo posible adaptarse a todas las situaciones.