PURIFICACIÓN DEL TERCER CHAKRA

 

PURIFICACIÓN DEL CHAKRA DEL PLEXO

 Audio con música y con las respiraciones sin marcar 

Audio con música

Audio sin música

Texto

Sentados cómodamente, posamos la mano izquierda, con la palma hacia abajo, sobre la rodilla izquierda, y la mano derecha sobre el tercer chakra, es decir, ligeramente por encima de nuestro ombligo.

Al igual que en la postura para el segundo chakra, creamos un circuito energético que asocia la luna con el sol, pues la imagen del creciente lunar, todavía presente entre nuestra mano y nuestra rodilla izquierdas, estará ahora en contacto con nuestro plexo solar. Esta postura ilustra por tanto el doble aspecto del tercer chakra, el del sol y el de su reflejo.

Merece la pena vivir plenamente esta fase, sin considerarla secundaria, tomándonos un tiempo para percibir bien la circulación energética que se establece en relación a la postura. Permitimos pues unos instantes de silencio en nosotros, con nuestra respiración libre.

Sin que haya sido preciso buscarlo en la cima de nuestro cráneo, pero sin perder de vista el hecho de que emana de nuestra conciencia superior, percibimos, en la base de nuestro cuerpo, el mismo sol blanco que en el ejercicio anterior, y nos tomamos el tiempo de sentirlo bien, sin que sea necesario visualizarlo.

No debemos olvidar que nuestra trayectoria se apoya ante todo en una ayuda solicitada a nuestro ser profundo. Sin esta conexión con lo “alto”, el despertar y la limpieza de lo “bajo” que pretendemos con esta práctica, se vuelve sólo una pequeña disciplina de visualización y de respiración desprovista de efectos reales. Todo depende siempre de la orientación de la conciencia.

Con una inspiración, lo invitaremos a subir interiormente hasta nuestro tercer plexo, donde lo dejaremos irradiar bajo nuestra mano unos segundos en el tiempo de una breve apnea.

A continuación espiramos enérgicamente por la nariz, con un golpe seco, con la intención de realizar una descarga energética desde toda la región del tercer chakra e intentando percibir al mismo tiempo una expansión total de nuestra aura.

No son simplemente los pulmones los que se vacían de gases usados, sino que toda la dimensión emocional o astral del ser (órganos ligados a las funciones de digestión y asimilación), expulsan de ella los “miasmas” de energía usada, es decir, sus escorias, el material básico por el cual se crean y enquistan las memorias celulares, reflejos instintivos y formas-pensamiento tóxicos.

Es importante atender al estado de espíritu con el que expulsamos estas escorias, tanto por nuestras fosas nasales como por nuestra aura, no con la idea de expulsar un veneno, sino con la intención de neutralizar e incluso reconvertir aquello que proyectamos fuera, con un pensamiento impregnado de Amor.

Para un efecto de limpieza óptimo, realizaremos treinta y tres respiraciones, respetando una ligera pausa entre cada ciclo de inspiración-espiración, donde permaneceremos conscientes de lo que ocurre en nosotros.

Seremos especialmente prudentes en esta práctica, no obligándonos a cumplir por principio tal número, sino realizándola teniendo en cuenta nuestras propias capacidades, de forma apacible y con atención, y sin llevarnos en ningún caso a una hiperventilación, por ello la pausa entre cada respiración.

No se trata de un tipo de gimnasia respiratoria, sino más bien de la percepción de un movimiento de limpieza del ser de abajo hacia arriba y del interior hacia el exterior.

Terminaremos el ejercicio respetando un largo silencio interior.

Aclaración sobre este ejercicio

4 thoughts on “PURIFICACIÓN DEL TERCER CHAKRA

  1. Gracias Clara. La meditacion “sin musica” es la misma que la “con musica” Podrias cambiarla? Un abrazo

    1. Sí Jose, tienes razón, fue un error en su día, y la meditación sin música debí borrarla porque no la encuentro por ningún lado, un día con calma la grabaré de nuevo, por el momento lo siento!

  2. Hoy es el primer día del tercer chakra, me sentí mucho más ligera que con los dos anteriores, en cuanto a sensaciones sentí calor, al comienzo una alegría y después una emoción con llanto como cuando uno se quita un gran peso de encima. Fue muy enriquecedor. Llegan pensamientos como siempre pero los dejaba ir. Que bien Gracias

    1. Estupendo Helena, hoy comenzamos también el grupo con el tercero, los dos primeros han sido para mí muy removedores, gracias por tu comentario, un abrazo

Deja un comentario