PURIFICACIÓN DEL SEXTO CHAKRA

 

Audio

 

Texto

Con los ojos cerrados y tras haber llamado en nosotros al silencio y a la quietud, unimos nuestras palmas de las manos unos instantes en el gesto tradicional de la oración.

Esta postura tiene una repercusión inmediata sobre el conjunto del aura humana.

Una vez bien centrados, posamos nuestra mano izquierda sobre nuestra rodilla izquierda con la palma hacia arriba y acercamos nuestra mano derecha a la raíz de nuestra nariz, entre ambas cejas.

Con la parte plana de la uña de nuestro dedo índice, golpearemos diez veces, mediante pequeños golpes secos, sobre nuestro chakra frontal, lo que creará una sensación de presión sobre esta zona.

Este gesto ha de realizarse con una intención sagrada, buscando la vibración y la caja de resonancia destinada a acogerla.

Los golpes deben ser lo suficientemente secos como para crear una verdadera estimulación perceptible sobre la piel. Esta zona del sexto chakra está extraordinariamente irrigada por una compleja red de nadis muy pequeños que se extienden como una miríada de hilos de plata entre la dermis y la hipófisis. Se trata de una región particularmente rica en energía vital. Los golpes secos realizados con la uña generan una onda o eco captado por la hipófisis. Es como si, de algún modo, golpeásemos a la puerta de nuestra alma, como para “despertar” algunos de sus aspectos.

Iniciamos una respiración lenta y suave, procurando sentir que su inspirar y su espirar se realizan por el chakra frontal, como para llenar y vaciar una bolsa de aire detrás del mismo, con el fin de dilatarlo psíquicamente.

Como siempre, lo determinante es el nivel de conciencia y de amor con el que invitamos al prana a irrigar el centro de nuestro cráneo.

Repetiremos este movimiento respiratorio doce veces.

Con los ojos cerrados, bizqueamos interiormente, sin forzar, pero de forma suficiente fuerte como para crear una sensación de presión entre nuestros dos ojos.

Mientras esta sensación se manifiesta, repetiremos en voz alta la silaba TA, TA, TA, etc… hasta que estemos saturados pero sin exageración (no superar el minuto).

Una vez más y más que nunca, se nos recomienda no cometer abusos en esta práctica, avanzar en ella con suavidad, sin movimientos bruscos, sin desafíos personales, con el fin de domesticar armoniosamente nuestro “parentesco” con la Última Realidad, de la que el sexto centro es constantemente traductora.

4 thoughts on “PURIFICACIÓN DEL SEXTO CHAKRA

  1. Oye, esa sensación de paz que se siente es muy enriquecedora. Se siente como en otro mundo. Gracias me dio mucha alegria escucharte. Y otra cosa, como yo también estoy atenta a lo que dice mi cuerpo, y he tenido una molestia en una muela del lado izquierdo, lo que he podido percibír es que aparece cuándo hay miedo a afrontar una situación, se hacen cosas pero no se va al fondo, para erradicar por completo el conflicto, como qué hay una sensación de culpa por decir y obrar de X manera. Un abrazo.

  2. Una duda..: tras golpear con el dedo índice de la mano derecha, que hacemos con esta?, la retornamos a la posicion de oración? sigue quedando la mano izquierda sobre la rodilla? Gracias

    1. Hola Pilar, la mano la pones sobre la rodilla derecha con la palma hacia el techo, como la otra,
      un fuerte abrazo!

Deja un comentario